En Delta Amacuro se mantiene la alerta por consecuencias de la minería

Amador Medina
Por Amador Medina octubre 23, 2017 14:40
Foto: archivo.

Foto: archivo.

Olnar Ortiz, activista de la organización Kapé Kapé por los derechos de los pueblos indígenas en los estados  Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, afirmó que se mantiene la preocupación en torno a la explotación minera y en las posibles consecuencias que ya se estarían viendo en comunidades indígenas del Delta del Orinoco, donde la vida diaria se desarrolla entre caños.

Recordamos que la región Guayana forma parte del territorio a explotar del  “arco minero” establecido por el gobierno venezolano, y a pesar de que el desarrollo de la propuesta no se ha concretado como tal, las consecuencias de este tipo de actividad económica ya comienzan a observarse entre algunas poblaciones del Delta.

Ortiz aseguró que para el caso del estado Amazonas, la actividad minera ilegal ha traído severas consecuencias para la diversidad de ecosistema en la zona con grandes probabilidades de causar daños irreversibles en el Delta del Orinoco, que asimila un importante caudal de sus afluentes río arriba.

De acuerdo con un seguimiento llevado a cabo por la organización Kapé Kapé en las localidades originarias de Delta Amacuro, la contaminación del agua está entre las primeras causas de muerte en niños  y adultos mayores donde los cuadros clínicos gastrointestinales son recurrentes.

La anormalidad podría tener un panorama más desalentador si se toman en cuenta los nuevos elementos químicos usados en la minería que a pesar de estar en contacto con el agua, su estado original persiste, lo que podría perjudicar a mediano plazo, incluso, a usuarios del vital líquido pese a estar relativamente “tratado”.

Amador Medina
Por Amador Medina octubre 23, 2017 14:40