Compromiso por Venezuela

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco noviembre 8, 2017 09:11

Si en verdad amamos a Venezuela y la queremos próspera, justa y reconciliada, deberíamos asumir los gravísimos problemas que sufrimos como una extraordinaria oportunidad para el reencuentro y la reconciliación y de una vez abandonar los viejos caminos del mesianismo, el populismo, la intolerancia, la violencia, y la improductividad, para abocarnos a construir entre todos la Nueva República, que supere los gravísimos errores tanto de la Cuarta como de la Quinta.

Para ello, en estos momentos tan difíciles, donde la crisis golpea con especial rigor a los más pobres y vulnerables que son las principales víctimas del hambre, la escasez, la especulación, la inflación, la inseguridad y la falta de oportunidades, me atrevo a proponerles a todas las personas de buena voluntad, chavistas, maduristas, opositores y a los que han perdido la confianza en el país y en los políticos, este sencillo compromiso por esta Tierra de Gracia, que Colón confundió con el Paraíso Terrenal y Dios llamó a la existencia en un día en que estaba especialmente creativo y feliz.

“Nos comprometemos a tratar a los demás como deseamos que nos traten a nosotros, a respetarlos, a ser amables, tolerantes y compasivos, a perdonar, a practicar la solidaridad y la cooperación, a enterrar nuestros prejuicios e intolerancias, sin permitir que el odio y la venganza nos dominen y esclavicen.

Nos comprometemos a trabajar por la prosperidad y la paz con dedicación y entusiasmo. Rechazamos la violencia venga de donde venga y nos comprometemos a mostrar una conducta pacífica y respetuosa con todos. En consecuencia, renunciamos a la violencia física y a la violencia verbal, a los insultos y las ofensas, como medio para resolver nuestras diferencias. Nos comprometemos a denunciar las conductas violentas, las mentiras, los cinismos e ironías que ofenden, sin utilizar los mismos métodos de los violentos. Por ello, seguimos optando por el camino electoral cimentado sobre la honestidad y la transparencia, como medio para dirimir las diferencias.

Porque consideramos a Venezuela una gran familia, nos duele mucho la situación en que se encuentra y nos comprometemos a ser amables con todos, especialmente con los más débiles y necesitados, los niños, los ancianos, los pobres, los enfermos, los encarcelados, los perseguidos, los que piensan distinto. Nos oponemos a toda forma de dominación y discriminación. Queremos una Venezuela próspera y justa, donde la Constitución regule el actuar y el decir de todos, con poderes autónomos que se regulen unos a otros, e instituciones eficientes que resuelvan problemas, donde la cédula y no el carnet de la Patria exprese la verdadera ciudadanía.

Nos comprometemos a trabajar por Venezuela con responsabilidad para alcanzar un orden social y económico eficiente y justo, en el que todos tengamos iguales oportunidades. En consecuencia, nos comprometemos a actuar con honestidad y responsabilidad, a alejarnos de la ambición y la codicia.

Por estar convencidos de que para crear una Venezuela mejor, hay primero que cambiar la conciencia, nos comprometemos a alimentar la nuestra con la reflexión, el diálogo y la oración.

Antonio Pérez Esclarín 

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco noviembre 8, 2017 09:11