Escasez de dinero en efectivo para los Clap, abre una brecha de hambre en Delta

Abner Ramos
Por Abner Ramos diciembre 6, 2017 08:33
Sede de Wabinokoida|archivo web.

Sede de Wabinokoida. Foto: Archivo.

Yudith Mendoza es una señora de 28 años de edad que vive junto a su madre e hijo de 6 años de edad en el barrio El Palomar del municipio Tucupita.

Todos los días tiene que trasladarse hasta su puesto de trabajo que está en el centro de la capital deltana, por lo que, al igual que otros venezolanos, debe atravesar una “odisea” en medio de la situación país.

A la señora Mendoza se le ha complicado mucho el poder pagar los combos de comida que en contadas veces ha expendido el Comité Local de Abastecimiento y Producción por la escasez de dinero en efectivo en las entidades bancarias de Tucupita.

Desde que comenzó a desaparecer la moneda en físico, ella ha sido una de las personas que ha protestado por los medios de comunicación el hecho de que Wabinokoida, ente encargado de la distribución de la comida que vende el gobierno en el Delta, no facilite las transferencias electrónicas ni permita la habilitación de los puntos de venta.

Pero la crisis en Venezuela no solo estrangula a las personas con la falta de dinero en efectivo para los alimentos, sino también con la poca posibilidad que, por ejemplo, tiene Yudith Mendoza de poder pagar el pasaje público los 365 días del año.

El panorama oscurece más para la joven madre porque forma parte de la nómina de la alcaldía de Tucupita, organismo que mantiene una deuda con sus dependientes. Ella actualmente cobra solamente 35 mil bolívares semanal, pero no hace mucho percibía solamente 20 mil bolívares.

El pasado martes de 28 de noviembre recibió el pago de 150 días de aguinaldo y el resto de los bonos alimentarios como empleada de la alcaldía de Tucupita. Sin embargo, ahora que cuenta con algo de recursos no tiene acceso a los billetes.

Por estar trabajando no ha tenido tiempo de hacer cola en el banco y pagar los alimentos que tienen altos costos, pero que en su institución financiera actualmente han implementado un mecanismo que impone el poder retirar solo de 30 mil a 100 mil bolívares exactos, así que su intento por acceder a la comida siempre debe esperar.

“Me quedé sin poder sacar dinero porque el cajero se le cayó la línea y me quedé viendo para los lados. Menos mal vi aún compañero y le quité prestado para mi pasaje que lo aumentaron a mil bolívares (…) No sé qué hacer para pagar mi combo de comida”, manifestó la señora Yudith Mendoza.

Abner Ramos
Por Abner Ramos diciembre 6, 2017 08:33