Alberto Vivas de Familia Metro: “Aquí no se produce nada para Metro, ni siquiera los tiquets”

Alexis López Abreu
Por Alexis López Abreu marzo 18, 2019 08:23

El vicepresidente de la Asociación Civil Familia Metro y extrabajador del Metro de Caracas, Alberto Vivas, compartió sus impresiones sobre la reactivación de esa empresa e informó que para este lunes 18 de marzo la empresa no opera a su máxima capacidad.

Reseñó que incluso luego de la reactivación del Sistema Eléctrico Nacional, el sistema Metro no podía ser reiniciado hasta que la compañía La Electricidad de Caracas no garantizara los 69 kilovatios mínimos para su operación segura, luego de eso, la empresa tenía que hacer pruebas de operación sin pasajeros para verificar la fiabilidad del servicio, proceso que aún se está ejecutando. Luego de eso, podría activarse la flota completa de trenes.

Vivas manifestó que Metro de Caracas es una empresa muy importante en el sector transporte, cuyos insumos son todos importados “aquí no se produce nada para Metro, ni siquiera los tiquets”, dijo, opinando que debido a la falta de gerencia producto del desconocimiento, la empresa ha caído en el abandono.

“Me he visto en la necesidad de ayudar a viejitos y personas en sillas de ruedas a subir y bajar las escaleras para entrar o salir de las estaciones, pues al igual que los trenes, no reciben el mantenimiento correcto”, informó, agregando que hace alrededor de cinco años las escaleras fueron adquiridas en China “sin repuestos, lo cual a mi parecer es un error, pues no se puede garantizar el mantenimiento correcto”.

Según la asociación, la empresa no cuenta siquiera con provisión de boletos para el cobro del pasaje. “Esa limitación en sus reservas es lo que explica que se entregaran boletos de diferentes colores indiscrimidamente, aunque cada color responde a una necesidad y público diferente”.

De acuerdo con Vivas, la asociación ha propuesto un plan para recuperar completamente el Metro de Caracas, según el cual haría falta un año para atender sólo “las necesidades esenciales” del servicio, así como dos años para poner a punto la infraestructura y uno o dos años más para volver a los estándares internacionales alcanzados en años pasados. “Es una necesidad muy amplia que, lamentablemente, no nos es posible cuantificar”, lamentó.

Para terminar, expresó su preocupación por la situación que vive el sistema y se mostró optimista sobre el futuro del mismo, asegurando que con la formación y trabajo necesarios se puede rescatar por completo la empresa.

Alexis López Abreu
Por Alexis López Abreu marzo 18, 2019 08:23