“Ángela es una mujer, es una mujer que fue asesinada”

Irani Acosta|@iracosvi
Por Irani Acosta|@iracosvi abril 18, 2019 08:00

Georgia Rothe, abogada y experta en Violencia de Género.

Georgia Rothe, abogada, activista de derechos de la mujer y experta en violencia de género, advirtió la responsabilidad que tiene el Estado venezolano de garantizar que se haga justicia en el caso de Ángela Aguirre y de entender de que se trata de un caso de salud pública que se debe “atender de manera inmediata porque si no va a ser una pandemia, y es lo que estamos tratando de evitar hablando de violencia de género, concientizando a la población sobre esta problemática, haciéndole entender que realmente es un problema, que no es una moda, que no es algo que le sucedió a alguien aisladamente, sino que es algo de lo que ninguna mujer está exenta”.

En entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias, la vocera de la campaña Ni Una Más Zulia, consideró que es un caso que ha sido muy mediático, lo que podría favorecer la visibilización de la violencia contra la mujer que ocurre en nuestro país, sin embargo, también ha permitido evidenciar el sesgo de género con el que la sociedad recibe este tipo de noticias.

“La lupa siempre se pone sobre la víctima, en este caso sobre Ángela, una adolescente de 16 años, hacen preguntas como: ¿Por qué estaba con siete amigos?, ¿Por qué tantos eran hombres?, ¿Qué ropa estaba luciendo?, ¿Si estaba en estado de ebriedad o no?, ¿Si alguno de ellos tenía una relación romántica con ella?, en fin, preguntas que hacen querer ver que la culpa la tiene la víctima y es importante que recalquemos que no se puede ser víctima y culpable a la vez, no se puede poner la lupa nunca sobre la víctima porque no puedes tener esa dualidad en este caso”.

La activista de derechos de la mujer enfatizó “Ángela es una mujer, es una mujer que fue asesinada”, consideró que las mujeres siguen siendo focos centrales de acoso y de violencia contra su integridad física por este mismo sesgo, porque cuando tienen casos ante la justicia tienen que enfrentarse a todo este replanteo para explicar por qué han sido víctimas de la violencia como si hubiesen decido voluntariamente serlo.

Georgia Rothe señaló que la Ley Sobre el Derecho a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia considera la figura del femicidio, que es el caso de Ángela, que además sería femicidio agravado y considera pena máxima, es decir, una pena que puede ser de 28 a 30 años de prisión para él o las personas responsables.

Según la abogada, la figura del femicidio es novedosa para la legislación venezolana, y se distingue del homicidio. Explicó que el femicidio ocurre cuando un hombre da muerte a una mujer por el simple hecho de ser mujer, con odio o desprecio a su condición de mujer, que además presenta agravantes cuando la mujer presenta violencia sexual, cuando su cuerpo es exhibido, humillado o usado para otros fines, cuando somete a la mujer a estados de subordinación o ejerce algún tipo de superioridad para demostrar poder, entre otras situaciones que muchas veces son mal llamadas violencia intrafamiliar.

Esta situación se diferencia cuando, por ejemplo, una mujer es asesinada con un arma de fuego para ser robada, si el hecho se dio únicamente por el robo, aunque una mujer sea la víctima es un homicidio, salvo que se pueda comprobar que hubo algún aprovechamiento adicional por su condición de mujer.

En el caso de Ángela Aguirre, Georgia señala que es innegable que se trata de un femicidio, pues según lo que indican los informes forenses sufrió violencia sexual y además es notable que su asesinato se hizo con odio y desprecio de su condición de mujer por las condiciones en las que fue hallado su cuerpo.

Finalmente, la profesora recalcó la importancia que tiene para todas las mujeres que se haga justicia en el caso de Ángela Aguirre, porque a partir de ahí pueden marcarse estándares y parámetros de los derechos que merecen las mujeres, “todos los sistemas de justicias, todos estos procesos judiciales, están hechos no pensados en las mujeres, son sistemas que te revictimizan, que te ponen trabas, que son pesados, que te desgastan”, por eso es tan importante concientizar en la motivación que hay tras esto,  en la importancia de casos que sientan precedentes como el de Linda Loaiza, que luego sirven para seguir soportando la lucha de quienes siguen batallando contra la violencia de género con alguna esperanza y con la conciencia de que ninguna esta exenta de vivir una situación como esta.

Irani Acosta|@iracosvi
Por Irani Acosta|@iracosvi abril 18, 2019 08:00