Bandas guayanesas logran posicionarse en lo más alto del rock nacional

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias enero 14, 2019 17:31

Cortesía de @prznel

En una escena dominada por bandas caraqueñas, agrupaciones como Colibrí y Pez Volador, han logrado llegar a lo más alto de la movida del rock nacional debido a su presencia en el festival de música alternativa más importante del país, el Festival Nuevas Bandas (FNB); la primera ganando un premio mención especial en la edición del año 2017 y repitiendo su presencia en el evento del año pasado como banda invitada.

La banda de Puerto Ordaz, Pez Volador, fue fundada en el año 2014 y está conformada por Carlos Guerra (bajista), Miguel Roa (cantante), Marco La Fata (baterista), Cristian Roso (sintetizador) y Julio Gámez (guitarra). Definen su estilo de música como “rock artesanal”, debido a “venir del estado Bolívar y tener tantas influencias diferentes de sus integrantes”, aclaró Carlos Guerra.

“El mensaje siempre ha sido comunicar de la forma más auténtica posible, lo que vivimos día a día y que las personas puedan sentirse identificadas con lo que escuchan”, así define Guerra el mensaje que caracteriza a Pez Volador. Además indicó que la banda se creó por la necesidad de sus integrantes de querer ser escuchados y de demostrarle al país que Oriente también puede ser cuna de música de calidad.

En cuanto a su adaptación a la movida del rock en Venezuela, Guerra afirma que “para nosotros (Pez Volador) siempre fue complicado acoplarnos a una movida tan centralizada en la capital debido a la desigualdad de condiciones en el interior, pero con mucho trabajo y dedicación logramos hacerlo, tocando alrededor de 30 veces en todo el oriente de Venezuela, más que cualquier otra banda activa en el mismo período de tiempo”.

“La movida Venezolana es cada vez más pequeña, pero irónicamente quizás sea el mejor momento para las bandas que tengan los recursos para posicionarse, porque luego de que las bandas de la camada del 2008-2012 emigraran, quedó un vacío que sigue esperando por ser llenado por nuevas bandas que marquen la pauta y se posicionen en esos escalones” agregó Guerra. Sin embargo, en un país en donde cada año se van apagando cada vez más las voces y los recursos de las bandas que desean surgir y dedicarse a la música, se requiere de mucho sacrificio y amor a la música para lograr tener el reconocimiento que quieren las bandas.

“Tener un proyecto independiente en Venezuela es una apuesta muy muy grande y hay que ponerle muchas ganas para poder invertir todo nuestro tiempo, esfuerzo y dinero sin esperar que algo de eso regrese, solo con la esperanza de que al final de cada año, haya valido la pena”, fueron las palabras de Guerra al ser preguntado sobre los sacrificios que tuvieron que hacer como banda para llegar a donde están hoy en día.

A pesar de todo, la banda de oriente pudo clasificar al circuito final del Festival Nuevas Bandas en donde se presentó junto a trece bandas del resto del país. “El FNB fue una experiencia inigualable y un sueño cumplido para todos. Cualquier banda en Venezuela quiere participar en el Festival y nosotros no somos la excepción (…) había un ambiente muy agradable porque creo que todos entendíamos que ya estando ahí, lo habíamos logrado” cerró diciendo Carlos Guerra.

 

Reporte de Gabriel Torrellas

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias enero 14, 2019 17:31