Carabobo despertó temblando

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco abril 27, 2018 12:30
Foto: Cortesía.

Foto: Cortesía.

Una fuerte sacudida de la tierra, a las 4:44 de la mañana de este viernes, levantó a los carabobeños y los sacó atemorizados de sus casas y apartamentos hacia las calles, gracias a un temblor de magnitud 4.7 grados en la escala de Richter, según la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), cuyo epicentro fue a 20 kilómetros de Morón, población litoral del estado Carabobo.

Los vecinos de Valencia, la capital, cuentan que el movimiento telúrico fue acompañado de un fuerte rugido que salió de la tierra e infundió temor junto con el estremezón que movió camas, vació los estantes y tumbó espejos.

A las 5:00 de la mañana y en medio de la calle, junto con todos sus vecinos,  Yasmira Contes, habitante del conjunto residencial El Mirador, ubicado en Naguanagua al norte de Valencia, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que “fue un sacudón en la cama demasiado feo. Empezaron a caerse algunas cosas a pesar de que eran pesadas. Mi esposo se acordó del vecino que está operado en el piso 12 y salió a buscarlo, cuando bajamos ya todo el mundo estaba en la calle”.

“Ay no, yo estaba dormida y me desperté con ese sacudón. Esa cama se movía para todos lados, se cayeron las maletas, se cayeron los frascos. Eso fue horrible. Yo me paré gritando: ¡Está temblando, está temblando!”, narró María Loreto de Gómez, otra vecina.

Evelio Martínez, familiar de María, recién operado de una pierna relató: “lo sentí muy fuerte e impotente ante la naturaleza. De verdad uno está impotente y gracias a Dios esto fue de segundos, porque si hubiese sido mucho más nos destruye”.

Dayán, que apenas puede hablar porque tiene 3 años, dijo en el característico lenguaje de un niño de su edad: “yo estaba haciendo pipí y se movió muy fuerte. Pensaba que era un mono que movía la cama”.

Las ganas de proteger a su hermano fue la primera reacción de Diego, de 8 años: “lo primero que pensé fue en mi hermanito que duerme en el mismo cuarto que yo, que como estaba en la cama con mi mamá salí corriendo a buscarlo”.

“Yo pensaba que estaba en un sueño temblando, pero no, cuando me desperté todos estaban afuera de sus camas, me puse el abrigo y salimos corriendo”, complementó Daniela, hermana de ambos niños e hijos de Liliana Caraballo, quien junto a su esposo los sacó a la calle, temiendo una réplica.

Aunque los rumores circularon rápidamente en redes sociales respecto de daños materiales a edificaciones tanto en Valencia como los municipios contiguos de Naguanagua y San Diego, el gobernador de la entidad carabobeña, Rafael Lacava, reportó en su Twitter exactamente dos horas después de haber ocurrido el episodio, que el movimiento de intensidad mediana no había producido daños humanos ni materiales en ninguno de los 14 municipios de la entidad, e informó acerca de las medidas que se deben tomar en estos casos.

Jacobo Vidarte, vicepresidente del Sistema Integrado de Carabobo que agrupa a Protección Civil y al cuerpo de bomberos de la región, también reportó el temblor a las 5:00 de la mañana a través de su cuenta en Twitter y a partir de ese momento, por la misma red social, fue informando acerca de una réplica magnitud 3.0; daños por explosión en un edificio de San Diego, municipio homónimo, que posteriormente fueron descartados; detonación de un artificio pirotécnico en las urbanizaciones Prebo y El Parral al norte de Valencia; así como un siniestro vial que sacó un carro de la vía, con lesiones leves de su conductor, en la autopista regional del centro.

“Confirmamos que no hay personas lesionadas fue solamente un susto. Hubo caída de elementos no estructurales, en algunos establecimientos comerciales se cayó parte del mostrador. Esto es bastante alarmante, pero hasta ahora no tenemos confirmación de daños a estructuras”, expresó Vidarte a las 9:00 de la mañana a través de una emisora local.

Sulay García | Radio Fe y Alegría Noticias

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco abril 27, 2018 12:30