Cáritas y Médicos del Mundo iniciarán programa dirigido a niños de la Sierra

María Guadalupe González
Por María Guadalupe González octubre 23, 2018 11:01

Foto: Fray Nelson Sandoval.

En estos momentos difíciles que atraviesa el país en materia sanitaria, la iglesia católica venezolana sigue profundizando su plan de acompañamiento a la población que vive en condiciones de extrema pobreza.

Cáritas de Venezuela, inició junto a la asociación Médicos del Mundo, un nuevo proyecto de atención médica dirigido a la comunidad Yukpa del Tukuko, ubicada en la Sierra de Perijá, estado Zulia.

La presidenta de la organización, Janeth Márquez, dijo que la iglesia sigue haciendo un acompañamiento a la población más vulnerable en atención médica y nutricional en este momento de crisis por el que atraviesa la nación venezolana.

El proyecto de Salud Integral comenzará el próximo 29 de octubre y va dirigido a la población infantil de 0 a 5 años. Dos médicos de nacionalidad francesa se encargarán del proyecto.

Foto: Fray Nelson Sandoval.

“Buscamos atender a la población infantil indígena con índices de desnutrición. En la visita vimos necesidades como muchos casos de paludismo, y niños con desnutrición. Cáritas realiza el sistema de monitoreo nutricional y Médicos del Mundo realiza la atención médica a toda la población. Suministraremos el medicamento para enfermedades primarias, como problemas respiratorios, infecciones, alergias, accesos, diarreas, vómitos y síntomas febriles”, dijo Márquez.

El proyecto consiste en ofrecer atención médica con la asistencia de dos médicos permanentes de lunes a viernes, una enfermera y un psicólogo, así como también el suministro de los medicamentos. Añadió que la Comisión Europea se encargará del financiamiento de este proyecto, y Médicos del Mundo aplicará todas las técnicas de salud, ellos son especialistas en desarrollar metodologías y estrategias para la atención en zonas como poblaciones vulnerables, excluidas, víctimas de catástrofes naturales, hambrunas, enfermedades, conflictos armados o violencia política.

Por su parte, Fray Nelson Sandoval, sacerdote capuchino y párroco de esta comunidad indígena, mostró su alegría por este nuevo proyecto. “Nos sentimos felices de que estuvieran con nosotros, pero más felices aún de que quieran ayudar a la comunidad”, expresó.

María Guadalupe González
Por María Guadalupe González octubre 23, 2018 11:01