El agua, preciado líquido que se pierde en las calles de Guayana

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias marzo 22, 2019 10:40

Foto: Cristóbal Jordán

El agua es indispensable para el ser humano; en Guayana son muchos los sectores que no reciben este beneficio y uno de los más denunciados es Vista al Sol.

Son más de 10 años que las personas que habitan en este sector no reciben el servicio de agua potable por tuberías, lo que los obliga a comprar los tambores de agua en más de 1.500 bolívares en efectivo, sabiendo que las entidades bancarias solo dan, a personas naturales, entre 600 y mil bolívares diarios.

Estas personas hacen lo posible por conseguir el dinero y tener el agua en sus casas por lo menos para cocinar.

En el mes de enero, Radio Fe y Alegría Noticias conversó con el ingeniero Jorge Rodríguez , quien es el coordinador de Acueductos de Hidrobolívar, y para aquel entonces estaban haciendo la reparación de un tubo matriz que tenía una fuga. Con ese trabajo se le daría una solución a la problemática del sector Vista al Sol, 11 de Abril, 25 de Marzo y otros cercanos.

Sin embargo, la reparación duró unos días aunque se realizó con todos los protocolos necesarios y se solucionó la fuga, pero no así la llegada del agua a los sectores de esta populosa parroquia.

También se realizó una serie de denuncias acerca de un bote de agua que tiene más de 6 meses en el sector Unare, específicamente en la avenida 9 Paseo Caroní.

Prometieron solucionar este problema al notificar inmediatamente a las cuadrillas encargadas de solucionar estos botes en la ciudad y así beneficiar mucho más a la colectividad en general y hasta la fecha, el bote de agua no ha sido reparado.

Son litros y litros de agua que se pierden las 24 horas del día, menos aquellos en los que cortan el suministro por alguna falla en las subestaciones de bombeo de Hidrobolívar.

Las supuestas causas que dan los responsables del servicio es que personas inescrupulosas, como indigentes o garimpeiros, sacan las llaves de cobre para venderlas y dejan las tuberías rotas.

Ante esta situación, se buscó determinar el nacimiento de este bote de agua y está en un edificio abandonado donde funcionaba una universidad privada.

Un tubo de 4 pulgadas tiene una fractura y es desde ahí que sale el agua pero nadie se atreve a repararlo, pues el tubo  pasa justo por una tanquilla donde están unos cables de alto voltaje.

Es evidente que los dueños del edificio ni se preocupan, pues solo hay dos “vigilantes” y la edificación está parcialmente desvalijada por los llamados garimpeiros, que tienen esa zona azotada a fuerza de mandarria y cabillas.

Agua que se desperdicia y daña la vialidad, mientras otros están secos y haciendo lo posible para conseguir algunos litros con lo que por lo menos puedan cocinar.

 

Cristóbal Jordán C

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias marzo 22, 2019 10:40