El artículo del Reglamento Electoral que nadie cumple ni exige al CNE

Eudo Torres @eudotorres
Por Eudo Torres @eudotorres diciembre 6, 2018 14:10

Foto: Archivo. 

Después de un evento electoral, las organizaciones tienen un plazo de treinta días para limpiar la ciudad y retirar sus propagandas que afectan el ornato. Este mandato no se cumple, y el domingo 9 de diciembre se desarrollará otra elección con un posible final conocido en las paredes.

Cada campaña electoral deja un efecto colateral inmediato cuando finaliza el proceso de votación.

Inicia con el lanzamiento de los candidatos y sus esfuerzos por proyectar su nombre como oferta electoral a través de diferentes tipos de publicidad y propaganda, acudiendo además a cualquier plataforma de comunicación.

Lo digital sigue gestándose como una alternativa que impacta e incide en las nuevas generaciones de votantes. Sin embargo, la forma tradicional de pegar carteles, grafitis, pintar murales y utilizar parlantes, siguen estando muy vigente.

Esto tiene efectos inmediatos en la imagen de la ciudad: la propaganda y promoción en paredes queda por un tiempo indeterminado, violando claramente el Reglamento General de la Ley Orgánica de Procesos Electorales.

Los carteles, grafitis, pancartas y otras formas impresas o pintadas deben ser removidos, pero el paso del tiempo y los procesos electorales han demostrado que no se cumple al artículo 208 de la mencionada ley, que reza:

Las candidatas y candidatos, organizaciones con fines políticos, grupos de electoras y electores,  así como las comunidades y organizaciones indígenas deberán retirar sus carteles, dibujos, anuncio u otros medios de propaganda electoral que afecten el ornato de la ciudad, dentro de los treinta (30) días siguientes a la terminación de la misma; todo ello sin menoscabo de las competencias que sobre la materia corresponden a las alcaldías al concluir el evento electo electoral.

Eudo Torres @eudotorres
Por Eudo Torres @eudotorres diciembre 6, 2018 14:10