“La idea es que vean un mundo diferente y que la situación actual no es su destino final”

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco abril 25, 2019 10:50

Foto: Archivo.

Para Jennifer Mariño, miembro de la Fundación Yajad de Ciudad Guayana, el maltrato infantil no sólo se presenta en agresiones, sino también en abandono. Por ello, parte del trabajo que realiza junto a sus compañeros es acompañar a los niños de esta región, especialmente los que viven en la parroquia Unare.

“Nos encargamos de atender de manera integral a los niños, con atención biológica, psicológica y espiritual”, explicó Mariño a Radio Fe y Alegría Noticias este jueves 25 de abril, Día Internacional de Lucha contra el Maltrato Infantil. “Sabemos el problema existe y quisimos aportar algo en medio de este mundo tan convulsionado que estamos viviendo”.

La Fundación Yajad también brinda comida los miércoles y domingos, además de actividades recreativas como llevar a los niños al parque. “La idea es que vean un mundo diferente y que la situación actual no es su destino final”, dijo.

Su financiamiento viene gracias a la ayuda de otras instituciones o de personas que hacen donativos al conocer la iniciativa a través de Facebook. “Necesitamos la ayuda de otras instituciones, por eso vamos poco a poco. Gracias a Dios estamos incluidos en un grupo llamado Red de Redes: por esa vía estamos haciendo conexiones con personas que hacen actividades para las comunidades”.

El abandono de los padres es el peor abandono 

Para Mariño, “no hay peor abandono que saber que tienes padre y madre, pero no te pueden atender”.

Según ella, muchos de los muchachos que atienden tienen mamás que los dejan solos en casa durante meses para ir a trabajar en las minas del estado Bolívar. “El niño es abandonado porque tiene que quedarse solo en casa, aun cuando no está en condición de calle como tal, tiene que quedarse solo en casa durante días porque la mama está trabajando. Nosotros tratamos de abordar esos niños y estar pendiente de ellos”.

Aunque Venezuela esté en crisis, sostuvo Mariño, “hay niños que están con sus papás porque trabajan aquí mismo en su zona y pueden estar pendientes de ellos”.

“No necesariamente tienen que irse a una mina y dejar al niño en riesgo”, opinó.

Braulio Polanco
Por Braulio Polanco abril 25, 2019 10:50