Madre aragüeña sacrifica su alimentación para darle de comer a sus hijos

Xiomara López Perozo
Por Xiomara López Perozo marzo 22, 2019 12:20

La señora Arelis del Carmen Loreto Acosta, de 42 años edad, es madre de cuatro hijos y vive en el sector Las Minas, un caserío del estado Aragua. Loreto relata la difícil situación por la que están atravesando en su hogar ante la falta de comida y recursos para sacar a sus hijos adelante.

Con Arelis viven tres hijos, de 20, 16 y 15 años; los dos menores estudian en el Instituto Radiofónico Fe y Alegría en San Juan de los Morros los días sábados, donde actualmente están sacan su bachillerato ya que no cuentan con los recursos para continuar de manera regular en un liceo público. El otro hijo, junto con su pareja, salen todos los días a “matar tigritos” a ver qué les sale para llevar algo de dinero a la casa.

Esta madre algunas veces deja de comer para que sus hijos puedan alimentarse y en varias ocasiones ella se va a trabajar como obrera sin nada en el estómago, lo que la ha llevado a un estado de desnutrición severa.

En el patio de la casa tienen un pequeño conuco donde siembran cambures, yuca, batata y ají, que le ayudan a paliar y rendir las comidas. Ya no consumen los alimentos de la cesta básica pues hace tres meses que el sector no recibe las bolsas de comida que son distribuidas por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), por lo que la personas que habitan en esta comunidad tienen que comprar los alimentos bachaqueados.

Historias como estas se repiten una y otra vez en diferentes comunidades de los estados Guárico y Aragua, donde las madres se sacrifican para tener al menos un plato de comida para su familia todos los días.

Xiomara López Perozo
Por Xiomara López Perozo marzo 22, 2019 12:20