¿Qué significan para Europa los ataques atribuidos a Estado Islámico en París?

Héctor Cortez Ruiz
Por Héctor Cortez Ruiz noviembre 15, 2015 10:02 Actualizado
Al menos 127 personas murieron en los ataques. Foto: Getty images

Al menos 127 personas murieron en los ataques. Foto: Getty images

Diez meses después de los ataques contra el semanario satírico Charlie Hebdo, el terror volvió a París en la noche de este viernes en el peor golpe que sufre Francia desde la Segunda Guerra Mundial.

La capital francesa permanece en estado de excepción tras la muerte de al menos 127 personas en varios ataques, casi simultáneos, en distintos puntos de la ciudad.

Tras unas primeras horas de incertidumbre, el presidente francés, François Hollande, atribuyó los ataques a un “acto de guerra” organizado por el grupo autodenominado Estado Islámico, durante una declaración en la mañana de este sábado.

Tras una reunión de seguridad, Hollande dijo que Francia “no tendrá piedad con los bárbaros” y que actuará “con todos los medios en cualquier parte, dentro y fuera del país”.

Lo que pasó en París es exactamente lo que los servicios de seguridad europeos temen desde hace tiempo y han tratado de evitar“, asegura Peter Neumann, profesor de Estudios de Seguridad de King’s College, Londres.

De hecho, este mismo sábado el autodenominado grupo radical Estado Islámico reivindicó los ataques en un comunicado distribuido a través de Internet. Es la primera vez que los militantes se atribuyen un ataque perpetrado en territorio europeo.

Estado Islámico dijo haber estudiado los lugares de los ataques y haberlos llevado a cabo utilizando a “ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto”.

El comunicado dice que París es la “capital de la abominación y la perversión, la que lleva la pancarta de la cruz en Europa”.

La brutalidad de los ataques y las circunstancias en que se cometieron suponen un salto con respecto a otros recientes ataques en suelo europeo.

Es el atentado más importante desde el de Madrid en 2004, en el que murieron 191 personas.

Tras los ataques de enero contra Charlie Hebdo, la gente se preguntó si París seguía siendo una ciudad segura, pero en el fondo “la mayoría no se sintieron amenazados”, dijo Hugh Schofield, corresponsal de la BBC en París.

“Hoy es diferente. Los ataques fueron Medio Oriente llegado a Europa”, aseguró Schofield.

“Su ferocidad, su amplitud y su arbitrariedad las asociamos con Beirut o Bagdad, pero no con París o Londres”, dijo.

Por muy pertubadores que hayan sido los ataques, los expertos consideran que no han sido del todo sorprendentes.

Los atacantes golpearon de forma casi simultánea con armas automáticas y suicidas en el centro de París y en lugares muy concurridos, entre ellos una sala de conciertos y las inmediaciones del Estadio de Francia, del que tuvo que ser evacuado el propio Hollande, durante un partido amistoso de fútbol entre Francia y Alemania.

Lee también: “Caían como piezas de dominó”, horror en la sala Bataclan de París donde murieron al menos 80 personas

Al contrario que en enero, donde varios individuos radicales atacaron un semanario satírico y un supermercado judío, estos ataques han sido “mucho más aleatorios”, aseguró Neumann.

BBC Mundo

Héctor Cortez Ruiz
Por Héctor Cortez Ruiz noviembre 15, 2015 10:02 Actualizado