Cómo organizarnos ya para el cese de la usurpación y la transición sin más cesarismo

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias marzo 15, 2019 12:14

Dejemos claro algunas cosas, aunque suene cansón repetirlo una y mil veces, Maduro es un presidente de facto, un usurpador en funciones, que ostenta el poder sin legalidad y sin legitimidad.

Sin legalidad porque las elecciones convocadas el 20 de mayo de 2018 fueron fraudulentas, no solo porque la oposición no reconoce sus resultados y se desarrolló bajo el absoluto ventajismo político de la utilización de los recursos públicos a favor de un solo partido, sino porque para realizarlas ilegalizó partidos políticos y proscribió organizaciones y actores políticos con el legítimo derecho de participar en ellas, y altero todo el sistema electoral con el fin de ser el único y verdadero “competidor”. Esto, el tiempo lo ha dejado muy claro.

La legitimidad es otra cosa, este es un concepto complejo, pero que se resume en el caso de Maduro en la comprobación empírica de la pérdida de apoyo absoluto en la movilización de calle, y la opinión pública donde desees comprobarlo. Invito a cualquiera que salga a la calle, y donde vea un pequeño grupo de personas, grite ¡Maduro!, y la respuesta será una sola y muy contundente. La legitimidad en dictadura se mide en la calle, ya que no existe manera de medirla por los votos, y esa forma empírica de medición es radicalmente contundente.

Por otro lado, la acumulación de legitimidad de la conducción política de la oposición se basa hoy, por primera vez desde hace muchos años, ya no solo por el rechazo y pérdida de legitimidad del gobernante usurpador, sino por la definición clara de un liderazgo transitorio como consecuencia de la asunción legítima de un cargo institucional: La presidencia de la Asamblea Nacional, su autoridad y ejercicio de facultades en manos de alguien que es capaz de asumirlas, a diferencia de los anteriores, dejando claro que el venezolano sigue apostando porque la resolución de nuestros conflictos esté en la reinstitucionalización del país.

Pero la gente hoy está demandando aún más, realismo con esperanza, arrojo con pertinencia, eficiencia y eficacia sin prejuicio ideológico, y sobre todo honestidad sin ingenuidad.

Nadie hoy en Venezuela da un cheque en blanco a nadie. Juan Guaidó lo sabe, no tiene un cheque en blanco, es un cheque al portador que puede quedarse sin fondos antes de que llegue a la taquilla, pero los venezolanos reconocen la gallardía de quienes lo apuestan todo por lo que cree.

Lo que debemos dejar claro es que definitivamente debemos superar el personalismo, necesitamos a Juan Guaidó, pero lo que queda demostrado es que nos necesitamos hoy más a nosotros mismos. El ejercicio de autoconvocatoria que se ha desarrollado a partir de los llamados del presidente encargado Juan Guiadó, demuestran que nos necesitamos a nosotros, confiando en nosotros.

Pero esto último no es suficiente. Para salir de Maduro y del chavismo como doctrina hegemónica y totalitaria derivada de los peores vicios de la corrupción política, lo primero que debemos hacer es dejar el voluntarismo. Podrá pasar 1000 Guaidos y 200 mil Pedro Pérez, resucitará Chávez y será el padre de la derecha más radical, pero si no nos organizamos en formas reales, viables y legítimas para la defensa permanente de la democracia y el Estado de Derecho, seremos eternamente pisoteados por protocaudillos alimentados por el poder de la renta.

La Constitución que hoy usted y yo defendemos con nuestra vida, en el artículo 70 habla de las Asamblea de Ciudadanos, estructuras primarias de organización ciudadana con poder vinculante, y sobre esta instancia no puede haber más poder que sirve para resistir la tiranía y garantizar la vuelta a la democracia.

Una labor clave hoy de la Plataforma Nacional de Conflicto, los partidos políticos y todos los sectores sociales en general es organizar las Asambleas de Ciudadanos y Ciudadanas. Calle por calle, cuadra por cuadra, la legitimidad, la legalidad, la resistencia, la defensa democrática y la transición, están garantizadas si tú y los tuyos junto a todos nosotros nos organizamos para insurgir, y lograr el cesa de la usurpación, nadie más lo hará por ti.

En una próxima publicación explicaremos la instrumentación en el marco de la teoría del globo.

@NicmerEvans

Radio Fe y Alegría Noticias
Por Radio Fe y Alegría Noticias marzo 15, 2019 12:14